Mascotas

Tips para cuidar las mascotas en verano

Sigue estas recomendaciones para el cuidado de tu mascota en verano

Por: Diego Saldaña 

Para poder garantizar el bienestar de perros y gatos, es fundamental que en los meses calurosos les prestemos mucha más atención y les ofrezcamos lo necesario para evitar golpes de calor. Para ello, sigue estos consejos:

1. Evitar lugares poco ventilados

Ya hemos hablado del problema de dejar a nuestro perro en el coche, aunque sea sólo un minuto. Tampoco es bueno dejarles encerrados en una habitación o ambiente donde no tengan aire libre. Ellos no transpiran como nosotros para regular la temperatura, y tampoco se pueden proveer su propia agua.

2. No dejarle al sol

Por nada del mundo podemos atarles en un sitio que no tenga sombra (techo o árbol), ya que en las horas más calurosas del mediodía, no sólo se deshidratarán, sino que también sufrirán heridas y quemaduras solares. Ten en cuenta que las mascotas tienen áreas muy sensibles, como el hocico en los perros y los oídos en los gatos (y el estómago en ambas especies).

3. Proporciónale mucha agua

No importa que no la consuman en su totalidad. Agrega un recipiente adicional al que está acostumbrado. Beber agua es una medida importante para contrarrestar el calor. Es fundamental que el líquido esté limpio y fresco. Cambia el agua todos los días para evitar que proliferen los mosquitos.

4. Báñalo

¿Qué tal un poco de agua refrescante por encima del manto todas las tardes? (o cuando tengas 5 minutos libres). Los baños pueden ser fundamentales para que regule la temperatura, sobre todo en las horas más calurosas.

5. Ten cuidado con sus patas

El cemento, la arena, las piedras y otras superficies más se calientan mucho en verano. Nosotros no nos damos cuenta porque usamos zapatos, pero las almohadillas de los perros están expuestas. El asfalto caliente les puede quemar las patas. Trata de evitar las horas calurosas para dar un paseo.

6. Dale menos comida

Cuando hace calor, es probable que el animal no desee comer con tanta voracidad como en invierno. Presta atención a los cambios alimenticios y a los problemas intestinales que pueda sufrir. Con la aceptación del veterinario, puedes reducir la dosis de pienso, o mojarlo con leche y agua para que además se hidrate.

Mira más notas en nuestro blog: https://www.angelesrevista.com/blog

Síguenos en IG: @ang.revistaof y @sinfiltro.ang

Y en Facebook: ANG – Revista

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: